Elkschnaps: nuestro tributo al alce, rey de los bosques

Tras veinte años de experiencia con esencias y extractos, decidimos elaborar una bebida totalmente propia. Una condición era que resultara tan agradable a los hombres como a las mujeres. Ni demasiado amarga, ni demasiado dulce, sino perfectamente equilibrada. También queríamos que fuese un tributo al fantástico medio natural sueco y a su rey: el alce. Por ello, utilizamos hierbas procedentes de la despensa natural, el bosque, para darle sabor.

 

El resultado tras intensas pruebas y degustaciones fue una mezcla de 25 hierbas y especias distintas, que componían el sabor adecuado, salvaje pero suave. Un sabor original nuestro.

 

Pero ¿cómo iba a ser la botella y qué nombre darle a la bebida? Lo del nombre fue algo fácil, Elkschnaps, con su rústico sonido germano, un claro tributo a la admiración que despierta en nuestros vecinos del sur nuestro cuadrúpedo salvaje. La forma resultó igualmente natural: un cartucho de rifle para alce.

Imprimir Última actualización 2007-09-21